55 4992 9876 graciela@peragallo.mx

La riqueza es uno de los temas que más cruza por mi mente en estos días. No sólo por ser financieramente libre sino porque el objetivo también es mantenerse financieramente libre.

Por lo tanto hay que generar riqueza, crecerla y mantenerla.

Muchos piensan que sólo la gente que gana mucho dinero tiene el derecho a hablar de ella, pero la realidad es que todos tenemos una métrica de riqueza.

Por un lado, existen los Activos que son cosas que tienes (inversiones, posesiones, dinero en efectivo, etc.) y por otro lado, los Pasivos que son cosas que debes (banco, hipoteca, crédito de auto, personales, tarjeta de crédito, etc.).

La suma de tus Activos menos tus Pasivos es igual a tu Riqueza Neta.

Si tienes más de lo que debes tu número será positivo, si debes más de lo que tienes tu número será negativo.

Así que estés pendiente o no de ella, tienes un número de Riqueza Neta.

¿Por qué es tan importante la Riqueza Neta?

Porque es la forma en la que se miden los hombres más ricos del mundo y porque la riqueza cuidará de ti siempre que tu cuides de ella.

Tus ingresos te permitirán pagar tu estilo de vida actual y tu riqueza mantenerlo por el resto de tu vida. El problema es que muchas personas sólo se enfocan en vivir bien hoy y se olvidan por completo del mañana.

De acuerdo a estudios realizados a multimillonarios, tu Riqueza Neta esperada debería ser igual a tu Ingreso Anual x tu Edad x 0.10.

Por ejemplo, si ganas $30,000 pesos al mes ($360,000 pesos al año) y tienes 40 años, tu Riqueza Neta debería ser de al menos $1,440,000 pesos.

Esta fórmula te indica que tan bueno eres convirtiendo tus ingresos en riqueza. En otras palabras, que tan bueno eres manejando tu dinero.

No se trata de cuánto ganas, se trata de que haces con tu dinero cuando llega tu vida. Las decisiones financieras que tomas son las que marcan la diferencia.

Si tu Riqueza Neta es mayor a este número… Felicidades!!,  Si tu Riqueza Neta es menor a este número… todavía hay mucho que aprender.     Es tu boleta de calificaciones financieras.

 

… Y créeme puedes tener licenciatura, maestrías, doctorados, ser gerente, directivo o presidente de una organización y estar completamente reprobado.

Existen muchas personas cuyas finanzas penden de un hilo y no lo saben … Y el problema es que cuando se den cuenta es posible que sea demasiado tarde.