55 4992 9876 graciela@peragallo.mx

Este articulo esta orientado a que mejores ciertos hábitos que te están llevando al camino del gasto innecesario de forma inconsciente, y el objetivo es que lo puedas hacer mejor.

Analiza tus gastos y pon en practica 5 estrategias para dejar de hacer gastos innecesarios.

Empieza un análisis de tus gastos 

Es importante ser consciente de tus gastos innecesarios, cambiar un comportamiento y con ello empezaras a controlar las compras innecesarias y ahorrar dinero, lleva a cabo estos dos primeros pasos:

A): Haz un análisis de lo que ya compraste en el pasado 

Dale una revisada visual y mental a tu casa, tu habitación, a tus estados de cuenta, e identifica aquellas compras que pudiste evitar, aquellas que no son necesarias en realidad. Como puedes identificar esto? Muy sencillo…

“Si no lo he usado por más de 60 días, entonces se trata de un gasto innecesario”.

Esto te ayuda a identificar a qué tipo de compra innecesaria eres más propenso. Por ejemplo: a comprar zapatos, a comprar aparatos electrónicos, a comprar adornos para la casa, etc. Lo cual te ayuda a controlarte a ti mismo la próxima vez.

Si recuerdas en dónde fue la compra, también escríbelo (en el siguiente artículo sabrás por qué)

B): Registra todo lo que gastas a partir de hoy

Durante esta semana registra absolutamente todo lo que gastaste cada día. Suena tedioso y aburrido pero créeme funciona de maravilla para identificar en qué se va tu dinero.

De hecho, el simple hecho de observar más detenidamente tus gastos te dará una sensación de control (incluso si no logras ahorrar ni un peso).

Mientras avanzas la lectura estarás pensando que es muy complicado, por eso te doy tips para que lo logres de forma mas fácil:

  • Programa una alarma en tu móvil 2 veces al día (por ejemplo en la mañana o en la tarde), y escribe en tu móvil lo que gastaste durante esas horas.
  • Descarga alguna app gratis para contabilizar tus gastos, como FintonicThe birdy, algunas otras más.
  • Si te es más simple usa una tabla de Excel básica  (es lo que hago yo),ahí puedes asignarle categorías a tus gastos, por ejemplo: #extras (algo que siempre puedes evitar y ahorrar), o #comida #pagos, #deudas, etc.

El objetivo de este ejercicio no es generarte una sensación de arrepentimiento, sino de conciencia.

Tampoco se trata de que nunca más compres algo que disfrutes o que te guste mucho, simplemente se trata de un entrenamiento de autocontrol que trae muchos beneficios en tu vida.

Pon en práctica alguna de estos 5 estrategias antes de comprar innecesariamente

Estrategia 1: Aumenta la serie de pasos para comprar algo

La realidad hoy en día, es con un simple clic ya puedes tener todo lo que quieres de forma muy fácil y a veces eso no ayuda en nada a mantener mas tiempo tu dinero en tu cartera y gastarlo con causa.

Este punto se refiere a poner la máxima cantidad de pasos para poder hacer alguna compra innecesaria. De esta forma, tienes más tiempo a tu favor para pensar mejor y no solo comprar por impulso (o por hábito).

Estas son algunas ideas:

  • Cierra sesión en todas las páginas en las que sueles comprar en línea, y así tendrás que poner tu usuario y contraseña cada que quieras entrar, regalándote valiosos segundos para pensarlo dos veces.
  • Haz incómoda tu compra: Lleva a tu novio o a una amigo que odie las compras, usa zapatos incómodos para ir al centro comercial, acude a una tienda muy lejos, o a una hora pico (créeme que aprenderás la lección).
  • No lleves ninguna tarjeta de crédito en la cartera, así solo podrás comprar con el dinero en efectivo que lleves (y sin endeudarte)

Estrategia 2: Pon un recordatorio en dónde está tu dinero 

Esta estrategia es como una trampa.

Se trata de preguntarte “para que quiero comprar esto?” y esto te llevara tiempo en responder y esos minutos valiosos son los que te harán entrar en razón.

También puedes colocar una pequeña nota en un lugar visible de tu cartera con un mensaje que te recuerde pensar mejor en lo que gastas. Por ejemplo, puede ser una pregunta:“¿En verdad quieres comprar eso?”, o un enunciado: “Tu dijiste que ibas a ahorrar”.

Inténtalo y comprueba si funciona para ti.

Estrategia 3: Procrastina las compras

Utiliza éste termino a tu favor , ya que se nos ha dicho que procrastinar tiene consecuencias negativas en nuestra rutina, excepto cuando se trata de evitar caer en un hábito que queremos eliminar.

Si tienes la urgente necesidad de comprarte algo, porque no simplemente lo dejas para luego…

  • Quieres un par nuevo de zapatos, solo repite: mañana voy por ellos (y mañana haces lo mismo)
  • Quieres un segundo televisor HD en casa, solo repite: el domingo que viene voy a ver opciones (y el domingo vuelve a posponerlo)

El objetivo es retrasar el momento, y tener más tiempo para evaluar si realmente vas a disfrutar esa compra, o simplemente estás comprando por comprar.

Para hacerlo más fácil y controlar este impulso, piensa en el dinero que tendrás ahorrado en vez de gastarlo, y en la satisfacción personal de lograr controlar tu propia mente.

Si ya estás en la tienda, entonces la siguiente estrategia te será de utilidad…

Estrategia 4: Haz un test antes de comprar

En la escuela, antes de aprobar a cualquier alumno el maestro tiene que hacer un examen ¿cierto?.

Lo mismo tendría que ser para tus compras, tú eres el maestro. Haz un test antes de comprar cualquier cosa y evalúa si pasa o no los requisitos.

Estas son algunas preguntas que puedes hacerte:

  • ¿Es esta una compra planificada?
  • ¿Va a terminar siendo un “adorno” en mi casa?
  • ¿He incluido esta en mi presupuesto?
  • ¿Para qué quiero / necesito esto?

Una vez que tengas claro todas las respuestas, puedes ir a la caja para pagar, o simplemente salir de la tienda.

Estrategia 5:  Compra algo y dona algo (o vende)

A todos nos gusta estrenar algo y percibir el olor a nuevo. Entonces no te resistas más, y disfruta la sensación de comprarte algo nuevo, la única regla es que entonces tienes que donar algo similar (o con un valor equitativo).

Por ejemplo: si me compro un vestido nuevo, tengo que donar un vestido (en buen estado y que ya no me pongo); si me compro un nuevo videojuego, (tengo que donar uno viejito).

Verás que no es tan fácil donar algo, y es perfectamente norma, porque estudio en economía demuestran que las personas inconscientemente tienden a darle más valor del que en realidad tienen a sus pertenencias. Y por esta razón tendemos a acumular cosas y se vuelve difícil deshacerte de ellas.

En tu vida estoy segura de que podemos encontrar el mismo fenómeno sobretodo cuando se trata de donar esas pertenencias. Piensa en el libro acumulando polvo en la mesita de noche, en la camisa que te regalo tu tía y sigue sin estrenar, o en ese raro utensilio de cocina que no usas para nada.

Este truco para ahorrar en verdad funciona….

A partir de hoy tu vida será más abundante, tendrás una mejor relación con el dinero y podrás ahorrar un poco más de dinero para invertirlo en aquello que realmente necesites.

No importa si eres estudiante, si estás a tope de deudas, o si el dinero no te alcanza, estoy segura de que encontrarás el mejor truco para ahorrar dinero que se ajuste a tu vida, y a tus necesidades.

Y tú ¿cuántas veces has comprado sin pensar? ¿cuál es tu estrategia para ahorrar?