Seguramente has escuchado que cuando compras un vehículo es importante contratar un seguro en caso de sufrir cualquier incidente, pero ¿sabes para qué sirve un seguro auto?

Imagina que vas en tu vehículo, te sucede un imprevisto y no tienes seguro, ¿qué harías? Definitivamente no contarías con lo necesario para actuar adecuadamente y tendrías que afrontar un gasto que quizá te genere una gran deuda. 

Según información oficial, hay más de 50 millones de vehículos de motor registrados en México, y lamentablemente cualquiera está expuesto a experimentar un imprevisto o accidente vehicular.

Un seguro auto es más que solo una herramienta financiera que los reglamentos de tránsito quieren que tengas. Es un resguardo financiero para tu patrimonio. 

Un seguro de auto es una protección que se contrata a través de una póliza para que, en caso de cualquier incidente relacionado con tu auto, puedas hacer efectivo ese apoyo. De esta forma proteges tu patrimonio de siniestros que puedan ocurrir.

Cuando eliges el mejor seguro de auto, tanto tú, como tus acompañantes y posibles terceros involucrados quedan también protegidos.

Como en otros servicios, los precios varían de acuerdo con el tipo de póliza adquirida, así como otros factores que influyen directamente en su costo, tal como el modelo, tipo del vehículo, el año y tu edad, entre otros.

¿Cuál es el mejor seguro de auto?

Todo lo anterior depende del tipo de seguro con el que cuentes, lo que está determinado por los alcances de la cobertura que has contratado.

Los reglamentos de tránsito de México, por ejemplo, obligan a los automovilistas a tener la cobertura de responsabilidad civil. Pero para adquirir el mejor seguro de auto, es necesario que conozcas los tipos de coberturas. 

Las empresas que ofrecen seguros para autos tienen diferentes tipos de coberturas o niveles de protección que le otorga la póliza al asegurado. Antes de contratar cualquiera, deberás analizar y elegir la que se ajuste mejor a tus necesidades:

  • Amplia Plus. Cuenta con un mayor nivel de protección y coberturas que generan valor, tal como un seguro de llantas donde recibes la cobertura de hasta el 80% del valor de tus llantas y rines en caso de que queden inhabilitados durante un incidente vehicular y la sustitución de tu auto hasta por 20 días en caso de que el tuyo ingrese al taller mecánico. 
  • Cobertura amplia. Este tipo de pólizas incluyen protección contra daños materiales, responsabilidad civil por daños a terceros, robo total, defensa jurídica y asistencia legal, gastos médicos para los pasajeros del auto y asistencia vial.  Existen algunas coberturas que ofrecen extras como la ampliación de responsabilidad civil al conducir otro automóvil y robo de piezas. 
  • Cobertura limitada. Con esta cobertura se excluyen los daños que pudo haber sufrido tu auto en algunos accidentes delimitados por la póliza, cubre el robo total bajo ciertos términos. Incluye responsabilidad civil, asistencia legal y, en ocasiones, gastos médicos a ocupantes.
  • Responsabilidad civil. Se trata de la cobertura básica. Se adquiere solo pensando en cubrir daños a terceros tras un accidente, es decir, que esta cobertura no ayuda con los daños materiales ni el robo de tu vehículo.

¿Para que sirve un seguro de auto?

  • En caso de robo, de no contar con un seguro podrías perder parte de tu patrimonio. Pero al tener un seguro auto puedes recuperar el valor comercial del vehículo.
  • Un accidente de auto puede requerir la reparación de daños, pero al elegir el mejor seguro de auto puedes evitar desembolsar una gran cantidad de dinero inesperadamente. 
  • Si en un accidente existen terceras personas involucradas, tu seguro, dependiendo de la cobertura, podría cubrir los gastos necesarios. 
  • Los seguros te proporcionan asistencia legal, médica y vial en caso de que la requieras.